Servicios Publicos

Nuestro Logo

Escrito por Super User
Visto: 170

El isotipo de la Defensoría del Pueblo es fundamentalmente un ARBOL, integrado por dos elementos: la copa de un árbol, por una parte, cuyo tronco, por otra parte, es una figura arqueológica que representa un búho.

  1. El ÁRBOL expresa 2 ideas definitorias de la institución: su sentido tutelar, y la protección a nuestro Medio Ambiente. 
    • El Árbol ilustra claramente la función esencial de la Defensoría del Pueblo: el amparo a los derechos de las personas avasallados por la Administración, como ciudadanos o como usuarios y consumidores.
    • El Árbol, además, expresa la preocupación preferencial de la Defensoría del Pueblo por el Medio Ambiente, a quién la ley le atribuye legitimación activa para su preservación (art. 18 de la Ley 6644), haciendo respetar derecho constitucional a un ambiente sano y equilibrado, tanto por el Estado (art. 36 de la Constitución Provincial) como por los particulares (art. 41 de la Constitución Nacional).
    • El Árbol se asemeja a un “palo borracho” típico de nuestra provincia.
  2. El BÚHO --que constituye el tronco del árbol-- tiene la forma de una urna típica de las culturas indígenas del Norte Argentino (pueblos Averias y Sunchituyos, Siglo VII al XVI). Pueblos ubicados en el límite meridional del Imperio Incaico, en el mítico Tucumán.

 Esta imagen contiene 2 ideas:

  1. Mediante esta figura se busca expresar el compromiso de la institución con la preservación del patrimonio histórico-cultural y arqueológico de Tucumán, es decir, con los valores propios que hacen a la identidad de nuestra Comunidad que la Ley impone como cometido velar por su preservación (art. 36 de la Constitución Provincial).
  2. El Búho, además, es representativo de otra función fundamental de la Defensoría del Pueblo: estar permanentemente alerta ante los peligros y denunciar las amenazas que acechan al ciudadano, a quien se le representa como la noche, el laberinto hostil que a veces crea el Estado. 

La mirada atenta y vigilante del búho es gráfica y patentiza de modo muy expresivo uno de los roles insustituibles de la Defensoría del Pueblo.

EN SINTESIS: La imagen de un ÁRBOL expresa acabadamente la función de protección y tutelar de la Defensoría del Pueblo, donde las personas pueden acudir en amparo de sus derechos conculcados, avasallados o amenazados.

 

El resto del logotipo -la denominación de la institución- es grisado porque se presenta como una sombra que se proyecta del Árbol.